Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2012

RELATOS CORTOS 5.

EL MINERO.

Tose. Escupe. Sus ojos llorando, intentando ver en medio del negro polvo. Siempre al límite. Algún día se girara su suerte. Va en busca de nuevos detonadores, cuando suena la sirena. Gritos y risas en la galería. Fin del turno. El achique para los que entren.

El grupo de sombras surge de la oscuridad tachonado de ojos brillantes y dientes blancos, como mimos de feria. Heridos por la luz. Inundados de aire fresco. Ritualmente se cruzan con el turno entrante. Palmas restallando en el aire. Camaradería. Manos blancas, manos negras. Caras limpias.

Fuerza el encuentro, como cada día. ¿Qué pasa Juanito?. Eructos. ¿Qué tal anoche?. Bajé a la costa. ¿Pescaste?. Dos a la vez. ¿Cayeron?. Como locas. Ya será menos. Tu mismo. A ver que día nos vemos y tomamos algo. Me saludas tú, yo nunca te he visto de blanco. Es cierto, es mi baza, piensa.

Cae la noche. Adormecido en la bañera. Perfumes. Aceite Jhonson. Afeites. Se ajusta  la rubia peluca mientras ensaya unos cimbreos frente al espejo. Se atusa las nalgas y a la calle. En la cafetería del puerto ya le conocen y le sirven su tónica. ¿Ha llegado Juan?. Ahí entra, dice el camarero mirando hacia la puerta. Hola cariño. Un beso apasionado, profundo. ¿Qué tal por la mina?. ¿Y tú por la oficina?. Los dos saben pero prefieren callar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario